Inauguran departamentos de hasta G. 311 millones

Se inauguró ayer el edificio Santa Ana, con 15 unidades de 60 m², cuyos precios varían entre G. 283 millones y G. 311 millones. Los gerenciadores del proyecto y representantes de la Senavitat destacaron que se trata del primer emprendimiento destinado a la clase media.

Ricardo Ávalos, director de Canopy, firma gerenciadora del proyecto, resaltó en esta inauguración que este es el primer programa de edificios dirigidos a la clase media, con los primeros departamentos por debajo de los G. 300 millones en Gran Asunción.

Es el primer programa de edificios dirigidos a la clase media, con los primeros departamentos por debajo de los G. 300 millones en Gran Asunción.

Se trata de 15 unidades de dos habitaciones, sala-comedor-cocina y lavadero. Tienen 60 m² propios y 13 m² de áreas comunes, más un estacionamiento por cada departamento. “Este programa podrá responder a una demanda creciente que hay en Paraguay de la casa propia para la población joven, trabajadora, que hasta ahora no tenía una oferta”, indicó Ávalos.

Contó que todos los departamentos ya están vendidos y que casi el 90% de quienes compraron pagarán créditos hipotecarios a 20 años, cuyas cuotas estiman ascienden a G. 2.500.000 mensuales.

En la inauguración, representantes de la desarrolladora Agrinco (conformada por quienes eran propietarios de la financiera Santa Ana, que se vendió a Solar), anunciaron que construirán dos edificios más en la misma zona. Estas serán de 16 unidades cada una y saldrán a la venta en junio de 2017. “Esto es diferente al negocio inmobiliario al que estábamos acostumbrados en Santa Teresa o Villa Morra.

Durante un proceso de tres años hemos podido entender dónde estaba la necesidad del mercado y llegar a este precio requirió de tecnología, planificación y compromiso de parte de los desarrolladores; tuvimos que bajar los márgenes de ganancia para llegar a una oferta de precios. Hay debate en Paraguay sobre la vivienda para la clase media, pero no hay oferta”, explicó Ávalos.

Amílcar Guillén, director general de gabinete de la Senavitat, participó ayer de la inauguración y explicó que la institución está en un proceso de impulsar este tipo de proyectos a nivel nacional. “Creemos que esta es una muy buena iniciativa del sector privado, que atiende a un segmento importante que está dentro de nuestra política de vivienda”, expresó.

Añadió que construido y concreto, este es uno de los primeros emprendimientos para la clase media. “Hay otros que están en etapa de proyecto, están esperando la ley de vivienda”, apuntó.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *